5 de diciembre de 2010

DE MUJER A MUJER, HABLA DE MIS ALFILERES

Es que no sé si estaréis de acuerdo conmigo pero a mí me parece que son mucho más que unos simples alfileres de Novia.

Yo quería algo especial, imagino que como todas, pero me refiero a algo especial que fuese bonito y diferente. Al fin lo conseguí, ¿sabéis cómo? googleando “alfileres de novia originales”. Así los encontré, bueno la encontré a ella, a Encarna.

Es una mujer tan sumamente dulce que ya en el primer contacto que tuvimos por teléfono me dio buenas vibraciones y positivismo, y alegría y confianza. Es estupenda, servicial y muy graciosa. Y además, es toda una artistaza. Si os pasáis por su web encontraréis casi casi de todo un poco: novias, gitanillas, bebés, asturianas, falleras, enfermeras, y un larguísimo etcétera, que hizo que dudase una y otra vez sobre cuál sería el alfiler más adecuado para mi Boda. Cambié varias veces de opinión, gitanillas o novias, pero Encarna siempre me atendió amable y pacientemente.

Hay muchas formas de presentarlas. Yo usé un cojín del color de mi Boda, color Tiffany (poco a poco lo iréis viendo en muchos detalles). Y escogí unas novias morenas, como yo, y con diferentes recogidos y tocados pero ¡algunas chicas las quieren personalizadas con su mismo peinado! ¡Increíble lo que es capaz de hacer esta artista!

Por supuesto que una de ellas, la que coincidía conmigo en el tocadito, se vino con nosotros de viaje. Ahí nos veis, disfrutando de la City.

Esta foto la hicimos para sorprender a Encarna y al final resulté sorprendida yo; cuando la publicó en su blog, puso como música de fondo “New York, New York” de Frank Sinatra.

Consiguió emocionarme con los recuerdos que me llegan cuando escucho esa preciosa canción. Además, ¡¡colgó incluso imágenes de Manhattan!!

Yo tenía claro que, o daba los detalles que realmente me gustaban, o no daba nada. Y os aseguro que mereció la pena. No es un regalo barato, no os voy a engañar, pero la ilusión con la que los preparé y los repartí, solventó todo lo demás.

Si os decidís por ellos no tardéis en contactar con ella, ¡¡tiene una lista impresionante!!


Se me ocurrió una idea: como este alfiler nadie querría perderlo (ni siquiera las solteras por saber si se casarán o no) para seguir con la tradición, repartí a cada chica soltera el alfiler de Novia de toda la vida (los podéis ver en el post de mi cajita de costura, en el acerico).

Acerté, ya que vi a las solteras muy ilusionadas cuando se les caían, lo que quiere decir que aún las chicas seguimos soñando con vestirnos de Novia…

…porque hay cosas que nunca cambian

http://demujeramujer.es/
¡María muchas gracias!